Colombia Project

Artesanía y Tecnología Apropriada - El futuro está en el campo
Handicraft and Appropriate Technology - The future lies in the rural areas

El destino de los muiscas:Primigenio mandamiento de la Madre Abuela Bagüe

Bookmark and Share

“Ya están mis hijos quienes se encargarán de la gigantesca empresa de construir el universo”- decía como viento modulante interior en su pensamiento la sabia Madre Abuela Bagüe. –“Ahora corresponde alimentarlos y darle a cada uno su destino para que de esta manera se cumplan todos los mandatos que se han dispuesto desde sasquyhynuca, es decir, el tiempo del comienzo de todo o antes de nada”- Así pensaba Bagüe, mientras iba preparando la “osca”, la sagrada bebida de los dioses que constaba de una bebida hecha con granos de maíz, dorados como la luz del sol y unas cuantas gotitas del zumo del fruto del árbol de borrachero que con mucho esmero, la madre abuela cuidaba frente a la ventana de su casa de caracol, en el fondo de la Oscuridad;allí cada día se extasiaba con la belleza de las flores de este misterioso arbusto que contenía en sus jugos la luz del conocimiento, la sabiduría para entender todos los grandes eventos que estaban cerca de suceder.

Bagüe permanecía en la piedra grande, base de su casa y sus amados hijos jugaban en su derredor. Eran como viento arremolinado, como aleteos de negras aves invisibles, como premonición de grandes acciones porvenir. Y jugaban, jugaban con la danza; con alegría danzaban al son de la flauta y el tambor que tocaba el hermano “Fo” que desde un comienzo fue el espíritu y el amo de la música y la danza.

La casa donde bailaban fue la primera escuela de su particular aprendizaje; esta fue la primigenia “Cuca”, donde se ejercitaban y consolidaban las primeras potencias… y, así pasaron muchas “bxogonoas”, es decir, edades y edades, danzando, hasta que la madre abuela, decidió ponerle orden a la casa y de esta forma cumplir la rogativa de la danza, designando un lugar para cada uno de sus hijos, entregándole un pedazo de Vacío y al mismo tiempo un pedazo de su corazón y ellos se acomodaron en silencio alrededor de su progenitora.

Entonces Bagüe les ordenó que pensaran, que meditaran y ellos así lo hicieron por muchos siglos, mirando desde su aguda sabiduría lo que tenían que hacer, llegado el momento, cuando se emitiera el primer mandato; allí, en cuclillas, obedientes y sumisos meditaban, mientras los alimentaban, les daban fuerzas y pensamientos de acuerdo con su nombre y su destino.

A Chiminigagua brindaba luz amarilla y vientos resplandecientes. A Bachué, daba de mamar de su propio seno y de vez en cuando colocaba en su boca granos amarillos de maíz. A Cuza sustentaba con trozos de sombra y avecillas nocturnas. A Chibchacum daba hierbas verdes y agua que se despeñaba del torrente. A Bochica, alimentaba con granos de oro y sobras de luz amarilla que dejaba Chiminigagua. A Nemcatacoa daba carne de venado, con algunos sorbos de la bebida que se batía con la “Ana”, la cuchara. Cada uno recibía su ración, su comida especial, con la cual iban obteniendo la energía de su acción, la esencia de su ser. Se nutrían para definir su carácter, su personalidad, la fuerza de su acción, la determinación de su futuro oficio.

De esta forma las potencias fueron tomando contorno y perfil, colmando el espacio con su crecimiento, haciéndose poderosos, pero todavía no eran cosa alguna, solo eran fuerza, poder de creación… Y todavía no amanecía. Su crecimiento fue el primer triunfo contra las fuerzas amorfas, sin contorno y sin perfiles, contra Oscuridad, Vacío, Miedo-a-la-Luz que siempre fueron la vida del Caos que se oponían al ordenamiento de las potencias y de la sabiduría de la Madre Abuela.

Pero no hay plazo que no se cumpla, ni tiempo que no llegue; observaba a sus amados hijos sanos, fuertes, poderosos y sabios; ellos sabían que eran parte de Bagüe, no eran cuerpos, ni formas, solo energía, palabra pensada, lenguaje cifrado de lo que va a existir. Entonces, Ella les dijo: -“Apenas os he dado existencia y nombres en mente; ahora que sois la fuerza creadora, haréis el universo con sus estrellas y luceros, haréis la Tierra con sus valles y montañas, mares y ríos; creareis los árboles y animales de toda especie y cuando el mundo esté bello y resplandeciente, en el primer día, Tú, Bachué parirás a los Muiscas y les darás leyes y costumbres y les enseñarás cantos y rituales. Esto ocurrió en el tiempo llamado del primer mandato. Así dice la palabra.


Petroglifo ubicado en la vereda Sabaneta, municipio de Buenavista, Boyacá. Sobresalen los símbolos de los dioses Muiscas Bachué (la mamá de los indígenas) y Bochica (el educador y legislador.)

posted @ 9:35 AM,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home


Enter your email address:


Web This Blog

Links